sábado, 21 de marzo de 2015

Perros callejeros

En nuestro país tenemos muy poca educación con la tenencia responsable de mascotas.

A nivel de gobierno, son muy pocas las medidas que ayudan a la protección de los animales. Hace poco salió una ley que permitía la caza de perros salvajes o callejeros en sectores rurales.

*Fotografía de un perro callejero recostado a los pies del Palacio de la Moneda. Extraída de internet.

No duró mucho la ley, porque muchos protectores de nuestros animales mostraron su malestar en las calles, en municipalidades, universidades y en redes sociales.

¿Cuánto le costará al gobierno, un plan de protección, esterilización y tratamiento a los perros vagos, que abundan en las calles? No creo que sean cifras estratosféricas, es sólo voluntad y organización.

Todos lloramos al ver por televisión, la perrita que rescató a sus cachorros durante el incendio forestal que ocurrió en Valparaíso. Noticia que dio vuelta al mundo por que demostró con creces la valentía, inteligencia y arrojo de la perrita al salvar a su camada metiéndolos dentro de un agujero.

Creo que los animales merecen todo nuestro respeto, todo nuestro amor, cuidado, protección.
Y no puedo dejar de pensar en las sabias palabras que inmortalizó la Madre Teresa de Calcuta:

Porque amar a los animales
Porque lo dan todo, sin pedir nada.
Porque son eternos niños, porque no saben de odios... ni guerras.
Porque no conocen el dinero y se conforman solo con un techo donde guarecerse del frío.
Porque se dan a entender sin palabras, porque su mirada es pura como su alma.
Porque no saben de envidia ni rencores, porque el perdón es algo natural en ellos.
Porque saben amar con lealtad y fidelidad.
Porque dan vida sin tener que ir a una lujosa clínica.
Porque no compran amor, simplemente lo esperan y porque son nuestros compañeros, eternos amigos que nunca traicionan.
Y porque están vivos.
Por esto y mil cosas más... ¡merecen nuestro amor!
Si aprendemos a amarlos como lo merecen... estaremos más cerca de Dios.

Madre Teresa de Calcuta

Y me identifican tanto estas palabras, que sueño el día en que nuestra nación sea más cercana y cuidadosa con los animales, que si alguien ve un perro en la calle no le den una patada porque sí. Que en Valparaíso se haga algo por controlar las jaurías, y se pueda tener acceso a esterilizar a la gran mayoría de perros. Y que si una persona asume la responsabilidad de adoptar una mascota, lo haga con cuidado y devoción hasta el último de los días.

Estela


2 comentarios:

  1. Comparto tus palabras Estela., todos debemos ser responsables con ellos y aprender de su fidelidad

    ResponderEliminar