domingo, 1 de febrero de 2015

Cardo penquero

Este cardo, muy conocido en el campo chileno- es una planta comestible y medicinal.

Se diferencia de otras especies por sus enormes hojas que miden hasta 80 centímetros de largo por 30 centímetros de ancho.



Su característica principal son sus cabezuelas o pencas, similares a las de las alcachofas, pero recubiertas de hojitas rígidas y espinosas, las cuales resguardan el contenido tierno de corazón carnoso y flores azuladas.

Crecen silvestres, y se puede consumir casi todo, desde la raíz, que contiene inulina la cual sirve como sucedáneo del azúcar, hasta las cabezuelas que tienen sabor parecido a las de las alcachofas y las cuales pueden ser consumidas cocidas. Pero lo más famoso y apetecido de esta planta, son sus pecíolos tiernos de las hojas: se saca la piel que es más dura y las espinas y queda un vástago parecido al apio; se le puede consumir crudo como parte de ensalada o se puede preparar como picle en vinagre para preservarlo por mas tiempo.

Lo pecíolos y cabezuelas se cosechan antes de su apertura (en octubre y noviembre), cuando aún son tiernos. Las hojas son utilizadas como infusión medicinal, reducen colesterol y azúcar en la sangre, además mejoran el nivel de azúcar en la sangre y función hepática, por lo que se prestan como tratamiento coadyuvante para la diabetes y afecciones hepáticas. Pero siempre tener la precaución de consultar a tu médico  tratante.

Mis tías y primas, salen de paseo, caminan por la naturaleza y recolectan gran cantidad de éstas plantas. Como es considerada maleza, no hay problema de aprovecharla al máximo.
¡No olvidar llevar guantes para cuidarse las manos de las espinas!
Datos extraídos de www.chileflora.com

Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada