miércoles, 3 de diciembre de 2014

Cebollita frita con huevo

Una deliciosa once, que me trae los mejores recuerdos de niñez, es: Té con leche y pan con huevo y cebollita frita.

Cada vez que mi mamá y abuelita salían a hacer trámites, mi tata era quien se quedaba a cargo de Eli y de mi, y esta preparación era su especialidad.



Para mi tata era impensado que nosotras nos alimentáramos mal, por lo que se esmeraba en hacer una once bastante contundente y sabrosa.

Picaba una cebolla en pluma, luego ponía muy poquito aceite en el sartén.
Vaciaba la cebolla y dejaba que se dorara por cinco minutos, luego agregaba 4 huevos, revolvía bien y servía caliente, junto a tres tazones de té con leche.

Esa era la manera más genuina de demostrar amor por parte de mis abuelos, esmerarse en cocinar muy rico, y compartir todos en familia, conversando sobre nuestro día o sobre diversas historias cotidianas.

Hoy preparé ésta cebollita frita con huevo, y junto a mi hermana recordamos esa maravillosa niñez, que disfrutamos a concho al lado de nuestros amados abuelos.

Estela.

1 comentario:

  1. MUY LINDOS RECUERDOSSSS!!!! UNA TREMENDA ALEGRIA TENER AL TATITA CON NOSOTROS EN SUS ONCES ESPECTACULARES!!!! SIEMPRE ESTA ACOMPAÑANDONOS SIEMPRE!!!!!,,GRACIAS UNA VEZ MAS ,,,,,,

    ResponderEliminar