lunes, 8 de septiembre de 2014

Teresa Wilms Montt

Un 8 de Septiembre, de 1893, llegó al mundo Teresa: Poeta y pionera feminista en Chile. De naturaleza insurgente, indócil y reacia, no logró encajar en la sociedad acomodada que le había tocado vivir.

Rechazó las tradiciones y valores que le imponía las normas de aquella sociedad acaudalada chilena, a la cual pertenecía.

Vivió en un ambiente lujoso, aprendió diversos idiomas, se paseaba por elegantes convites y banquetes, dando a conocer su belleza, carisma y dotes en el piano, canto y por sobre todo en las letras.

En una de esas veladas familiares, celebradas en el palacio del padre de Teresa, conoció al joven Gustavo Balmaceda Valdés, (familiar directo del malogrado presidente José Manuel Balmaceda).
Gustavo tenía ocho años más que Teresa.

A los 17 años, se casó con Gustavo en contra de las aspiraciones familiares. De ésta relación nacieron dos hijas. Pero Teresa poseía un intelecto por sobre lo "esperado" para una mujer. Ella decidió adentrarse a los espacios entonces reservados a los hombre.  Inteligentísima, no podía estar en su hogar, cumpliendo las labores que se le imponían en aquella época. Su personalidad, y formidable intelecto no le permitió soportar los celos de su marido, lo que más tarde haría trizar su relación.

Entre los años 1911 y 1915, se trasladó junto a su familia a Iquique, por trabajo de su marido, en pleno auge salitrero. Allí comienza su relación con sindicalistas y feministas. Observó los movimientos de reformistas, y comenzó a escribir de manera anónima, publicando en la prensa de Iquique con el seudónimo de "Tebal".

Gustavo Balmaceda, vio que Teresa se estaba rebelando intelectualmente y la envió de regreso a Santiago. Entonces, un tribunal familiar la recluye en el Convento de la Preciosa Sangre para que lograra ser más dócil,  y sumisa. Teresa, perdió a sus hijas, intentó suicidarse y luego, fiel a sus principios, pidió apoyo a su gran amigo Vicente Huidobro, quien la ayudó a escapar de aquel lugar. Se auto-exilió y viajaron juntos a Buenos Aires.

Éste escape, le ayudo a valorarse como mujer, escritora y autónoma, que no debía depender de su marido. Comenzó su carrera como escritora, colaborando en la revista "Nosotros", donde también lo hicieron en su oportunidad Gabriela Mistral y Ángel Cruchaga Santa María. En 1917 publicó sus dos primeros libros. Su ópera prima, "Inquietudes sentimentales", el cual fue un conjuntos de 50 poemas con notas surrealistas. Tuvo un éxito impetuoso entre los círculos intelectuales de la sociedad bonaerense. Así fue también con su segunda obra, "Los tres cantos", allí explotó el erotismo y espiritualidad.

En 1918 viajó a Madrid, y publicó nuevas obras, ampliamente reconocida por la crítica literaria española: "En quietud del mármol" y "Anuarí". La primera es una elegía de tono lírico, compuesta por 35 fragmentos, con la muerte como motivo central. Escrita en primera persona, enfocó su interés en el rol mediatizador del amor de la vida. "Anuarí" es un homenaje a un difunto enamorado argentino.
En 1919, publicó su quinto libro en Buenos Aires, titulado "Cuentos para hombres que todavía son niños", en donde evocó su infancia y algunas experiencias íntimas. Viajó por Europa, visitó París y Londres, y mantuvo residencia en Madrid.

En 1920 se reencontró con sus hijas en París, pero tras la partida de ellas, y sentir que las perdío por segunda vez, enfermó muy grave. Su estado animico la llevó a consumir una gran dosis de somnifero Veronal, y luego de una larga agonía, falleció el 24 de Diciembre de 1921, a los 28 años de edad.
En las últimas páginas de su diario escribió: "Morir, después de haber sentido todo y no ser nada"..
*Información extraída de memoriachilena.cl

Pero siento que Teresa lo fue todo, en una época dura y drástica para la mujer, ella rompió ataduras. Sacrificó su vida, sufrió por sus hijas, pero siguió fiel a sus principios. Ocupó un lugar primordial, en la sociedad femenina chilena. Teresa, nuestro país te debe mucho, y mientras aquella sociedad adineraba, escondía tu historia con vergüenza, por no cumplir aquellos elegantes parámetros, muchos de nosotros ahora la sacamos a la luz.

Y que se expanda tu historia, que te conozcan, valoren y amen tu trabajo, mientras tu alma flota, como ninfa en las obras que inmortalizaste en tus libros.


Estela

2 comentarios:

  1. !!!!!Estelita, gracias por compartir esta bella historia!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti linda Maribel por conocer y leer un extracto de la vida de nuestra gran Teresa.

      Abrazos!!!

      Eliminar