lunes, 14 de julio de 2014

Calafate

El Calafate es un arbusto espinoso y que siempre está verde. Es nativo de Chile y Argentina. Sus frutos son comestibles, también es muy usado en repostería, es antibacterial y previene algunos tipos de cáncer

En capital de la Patagonia chilena, Punta Arenas, se considera como un símbolo identificador de ésta zona, y el himno de la ciudad advierte que "el que come calafate, ha de volver"



Y éste fruto tan conocido en la patagonia, tiene una famosa leyenda:
"Cuenta la leyenda que un jefe Aonikenk (la rama más austral del grupo lingüistico y cultural tehuelche) tenía una hermosa hija llamada Calafate, de la cual estaba muy orgulloso. Poseía grandes y bellos ojos color dorado.

Un día Calafate conoció a un apuesto y joven selknam (nombre que le daban los aonikenk u onas, y que proviene del idioma yagán. Los Selknam fueron un pueblo amerindio ubicado en el norte de la isla grande de Tierra del Fuego). Al verse éstos dos jóvenes se enamoraron profundamente, aún sabiendo que sus respectivas tribus no aceptarían aquella unión. Pero el amor pudo más que la razón y decidieron fugarse juntos.

Alguien descubrió los planes que tenían y fueron denunciados al jefe aonikenk. Éste supuso que el espíritu maligno de "Gualicho" se había apoderado de su hija, instándola a huir con un enemigo de su tribu. Furioso recurrió a la chamán de la tribu para frustrar la huída de Calafate.Aquella noche la hechizó convirtiéndola en arbusto, pero permitiéndole al mismo tiempo que sus hermosos ojos contemplaran el lugar que la vio nacer.

Así, el calafate cada primavera se cubre de flores amarillo oro, que son los ojos de la niña aonikenk. El joven selknam jamás pudo encontrar a su amada, después de buscarla por mucho tiempo murió de pena.

La chamán, arrepentida del mal que había causado, hizo que las flores del Calafate al caer, se convirtieran en un delicioso fruto de color púrpura oscuro, que representa el corazón de la bella joven aonikenk.

Entonces todo aquel, que come del fruto, cae bajo el hechizo de Calafate, lo mismo que el joven selknam, y aunque vivan lejos, vuelven a la región.

*Leyenda extraída de www.patagoniachilena.com
*Fotografías extraídas de google.com

Yo la verdad tengo muchísimas ganas de viajar a Punta Arenas.
Ojalá pueda hacerlo pronto

Estela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada