miércoles, 11 de junio de 2014

Palacio Subercaseaux

Para el Día del Patrimonio, Dani y yo conocimos el fabuloso, elegante y lujoso Palacio Subercaseaux.
Había una fila -no tan larga- de personas que querían conocerla, y yo moría de ganas de entrar ahí.. Siempre que camino por la calle Agustinas me detengo a contemplar esta maravillosa arquitectura.

Un palacio señorial, de hermosa fachada. Fue construida por el arquitecto Miguel Ángel de la Cruz, por la estricta petición de Francisco Subercaseaux Vicuña en 1903.



Entramos y todo es lujoso, excelentemente mantenido. Miro el parquet, que posee diversos tipos de madera que crean figuras coloridas, maravillosas.

 Recorrimos el salón principal, y luego las habitaciones que destacaban los bordes del cielo: divina ornamentación con  incrustaciones de oro, todo con inspiración de Luis XV. Lámparas de cristal, y herrería perfecta en decoración, en el interior y exterior del palacio.






Quedé maravillada con el Mármol blanco de Carrara que deleitaba las zonas de acceso y también las escaleras, el bronce de los pasamanos y candelabros..

El guía nos cuenta que Doña Juana Brown,-esposa de Francisco Subercaseaux- amaba tocar el piano, y pidió la construcción de un salón con vista al Teatro Municipal, para concentrarse y crear sus bellas melodías.
Es tanta la opulencia y belleza, que además de todo lo que he contado, la siguiente imagen de una bella ninfa, es una lujosa pieza de mármol rojo, conservado de la época.





El palacio alberga al Club de la FACH, desde abril de 1951 y en Febrero de 1973 fue declarado Monumento Nacional.

Creo que ha sido un gran acierto que la Fuerza Aérea de Chile se haya hecho cargo de éste majestuoso palacio, puesto que logran mantener intacto el espíritu, sin cambios estructurales ni arquitectónicos. Todo está impecablemente pulcro, un lugar que ha quedado congelado en la historia, un lujo y tesoro que aún tenemos como chilenos, en estado de perfecta conservación.

Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada