lunes, 23 de junio de 2014

Chile- Holanda

Hoy es un día especial. Chile juega contra Holanda, y bueno, en mi caso el hecho de ver el partido involucra que mis hijos disfrutan de vernos todos reunidos.

Me refiero, que en éstos partidos nos hemos reunido parte de la familia: Mi abuelita, tia abuela, mamá, eli, mis hijos, abuelita paterna de mis niños, mi Dani, incluso mi primi que está en Australia comenta con nosotros el partido y alenta a La Roja.



Porque los partidos de la Selección sacan a cada uno de sus rutinas. Nos hacen vibrar, disfrutar, nos llenan de emoción. Mi abuelita y tía abuela se olvidan de sus achaques, rezan, se concentran, ríen, se enojan, viven cada partido. Mis niños al vernos todos reunidos, gritan se ríen, se ponen nerviosos...

Una vez más prenderé velas a la virgen, y disfrutaremos el partido. Ojalá ésta vez, los inadaptados, brutos y enajenados no hagan de las suyas.

Nuestra ciudad no merece ser empañada por un puñado de idiotas.

Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada