miércoles, 14 de mayo de 2014

Mi Bitácora

Desde los 06 años que tuve en mis manos un diario de vida. Y de ahí no pare de escribir, en los cuales también dejaba recuerdos, etiquetas, fotos, dedicatorias, anécdotas, canciones...

Mi primer Diario de vida fue de un osito cariñosito que me regaló mi papá. Luego vinieron un sinfín, hasta que más adolescente comencé a comprarme las agendas "Pascualina" allí dejaba plasmado, como especie de Bitácora todo lo que me pasaba y lugares de Chile que conocía.
Disfruté el Desierto florido junto a mi hermana y papá, deje escrito en mi diario éste viaje, cuando yo tenía 9 años, y aún siendo niña, valoraba tanto nuestro tesoro nacional, como ese magnífico manto de flores, en pleno desierto, y donde tenemos el lujo de ser el único país que posee semejante regalo de la naturaleza.

Mi amor hacia la Patria ha sido desde niña, recuerdo cuando cantaba la canción nacional, -que mi tata me enseño- me emocionaba hasta las lágrimas, o me aprendía poesías de Pablo Neruda y me sentía realizada. Cuando tenía 10 años trataba de ingeniar un plan de cómo descontaminar el país o de limpiar el Mapocho, situaciones que nunca imaginaba que fueran tareas tan difíciles o imposibles.

Mi tata siempre amó su Patria, nos hacía ponernos la mano derecha en el corazón mientras izábamos la bandera, y nos incentivaba mucho a conocer el País. Cuando fuimos al sur, nos sentábamos con él debajo del Parrón de la casa, y nos pedía que le contáramos con detalle, por ejemplo como nos había parecido Valdivia, el río Calle- Calle, él quería imaginar todos los lugares que recorríamos, nos preguntaba si el tren era muy incómodo -porque en su época era muy pesado el viaje, decía- y reía a carcajadas con nuestras anécdotas.

En aquellos diarios también tengo recuerdos de mi amada familia, de cartas que me dejaban mis primitas que hoy están en Australia, y que prácticamente nos criamos juntas, de niñas, amigas y cómplices.
O mis viajes a Curacaví, a ver a mis hermanos chiquitos, quienes me regalaban flores y yo las guardaba todas en la agenda.



También recuerdos de muchos amigos que me han acompañado en mi vida, de mi etapa en la parroquia, donde disfruté tantas caminatas a Los Andes, de misas en las cuales cantábamos como coro juvenil.



Momentos inolvidables, recuerdos imborrables, días maravillosos como cuando comencé mi pololeo con mi Dani, después de haber sido amigos desde adolescentes, cuando nos conocimos en la parroquia. Mi Dani, era mi amigo, siempre lo encontré tan lindo. Una mañana, al bajar del bus hacía el santuario, conversamos por primera vez, nos tomamos de la mano y caminamos juntos hacía Santa Teresita, allí nos hicimos yuntas. Al tiempo ya me invitaba al cine o al Teatro. Un par de veces fui al Instituto Nacional a buscarlo al colegio, para salir a caminar juntos... Una amistad que se convirtió en amor dulce, puro, juvenil, alegre y a la vez apasionado..

Hoy ya no escribo mis Diarios, por eso quise crear este blog.. para plasmar mis viajes recorriendo el País, guardando historia de importantes personas, de lugares, recetas caseras, picadas, recuerdos, y ver si puedo lograr que muchas personas puedan valorar nuestro país, para cuidarlo, quererlo y respetarlo, que a la vez sea aún mejor.
Un sueño que de niña tuve...

Son tantos, tantos detalles de momentos guardados en una caja llena de agendas y Diarios de Vida, y son testimonio, de que mantengo mi convicción y esencia... Amante de mi familia y de mi Chile.

Ojalá Dios nos de vida, salud y la oportunidad de seguir recorriendo Chile lindo.

Estela.

2 comentarios:

  1. Me emocione tantos recuerdos,ustedes pequeñitas ,,,el tatita,,mientras veia todos tus recuerdos volvi al pasado de golpe,escuche sus risas ,al tatita con sus palabras y consejos ,,tantas cosas hermosas ahora afirmo las lagrimas para escribir,,,gracias por tan maravilloso regalo,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí tía, es fabuloso, al ver esos recuerdos llegan a la mente las voces de las primas y nosotras niñas, las risas y consejos de mi tata, las tardes tomando once todos juntos, mi abuelita contando anécdotas.... muchos momentos imborrables :D

      Eliminar