jueves, 22 de mayo de 2014

A 54 años del Terremoto de Valdivia

Fue un domingo a las 15:11, un día como hoy pero en 1960, comenzó a nacer una ruptura tectónica que jamás había vivido la humanidad. Epicentro cercano a Temuco, que se expandió con una fuerza descomunal hacía el sur a lo largo de toda la costa chilena.

Éste brutal suceso fracturó toda la zona se subducción entre la península de Arauco, en la Región del Bío Bío y la península de Taitao, Región se Aysén. Un terremoto que duró 10 minutos aproximados, y que rompió todos los indicadores de magnitud, lo que alcanzó a registrar 9,5 grados Richter.

Según estudios actuales, sostienen que se trató de 37 o más terremotos. Éste mega cataclismo devastó todo el territorio chileno entre Talca y Chiloé, siendo la zona más afectada Valdivia.

Cuando recorrí Valdivia, en su museo había una exposición con fotografías de aquel fatídico día. Ademas hicimos un recorrido por los ríos y el guía turístico nos cuenta sobre el maremoto que fue provocado por la titánica fuerza de los sismos, y que elevó el nivel del mar en el puerto Corral a 4 metros.

Cerca de las 16:00 horas el mar comenzó a recogerse con mucha fuerza y rapidez, arrastrando barcos ubicados en la bahía.
A las 16:20 una ola de 8 metros de altura azotó la costa de Concepción y Chiloé a más de 150 kilómetros por hora, ocasionando muertes en los habitantes.



Diez minutos después, el mar volvió a recogerse, llevando consigo las ruinas del pueblo, de sus habitantes y sus pertenencias, para luego con aún más fuerza impactar con un nuevo maremoto de 10 metros de altura.
Los Navíos quedaron absolutamente destruidos y la onda expansiva recorrió el océano Pacífico que luego de 15 horas pasado éste monstruoso evento, provocó un maremoto en Isla de Hilo en Hawai, también en Isla de Pascua, en donde arrasó con varios moais, y ocurrieron eventos similares en Japón, Filipinas, EE.UU, Nueva Zelanda, Samoa y las Islas Marquesas

En el viaje, por los lagos, podemos ver aún navíos hundidos completamente y sobre la superficie aparecen los fierros oxidados que sujetaban las velas.

Aunque no sólo Valdivia fue afectada por el famoso terremoto de 1960, ésta es la cuidad donde se registró aquella tristemente célebre intensidad en record 9,5 en Escala Richter.

4.000 a 5.000  personas murieron en toda la región, resultando 3.000 heridas y más de 2.000.000 de personas perdieron su hogar.

Nacieron nuevos lagos, los ríos alteraron su curso, las montañas del sur modificaron la graduación y se movieron de su origen. La geografía cambió para siempre.

Por eso no podemos olvidarnos de éste triste y fatídico día, que quedó en la memoria de muchos chilenos, y que una vez más, como ave fénix, debe aprender a nacer de las cenizas, llevando la tristeza, el recuerdo y dolor a cuestas.


Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada