martes, 29 de abril de 2014

Iglesia San Francisco Restaurada

Hace meses atrás escribí lo indignada que estaba, por la situación en que se encontraba la Iglesia de San Francisco.

Hoy, caminando por la Alameda me fui directo a ver la fachada de la Iglesia, para interiorizarme en qué situación se encontraba, y me lleve una grata sorpresa.
Imponente, maravillosa, como siempre debió haber permanecido.
Ésta construcción se comenzó a erigir en 1575 utilizando mano de obra indígena. Por eso la entrada anterior tenía una rabia inaudita. Si quieres ver el antes y después pincha aquí.

El plan de recuperación de fachadas patrimoniales incluyó limpieza, restauración de los trozos del templo que quedaron adheridos a letreros pegados, además de una pintura avanzada anti-rayado. El trabajo fue ejecutado por Alta Presión Ltda.
La inversión fue de $31.209.267 que involucró a la Ilustre Municipalidad de Santiago y a empresa privada.




Además cuenta con circuito de cámaras que estarán grabando día y noche para proteger la iglesia de posibles nuevos atentados. Si se sorprende a un transeúnte o individuo provocando una agresión se multará y castigará  con 3 UTM aproximadamente lo que equivale a $123.000 ésto porque a días de comenzar los trabajos, aparecieron igualmente graffitis en los muros de la Iglesia.

Recordemos que la Municipalidad de Santiago se hizo cargo de recuperar la fachada de la Iglesia de San Francisco, Monumento Nacional, gracias a que la Corte Suprema acogiera un recurso de protección y obligara a ésta entidad tomar las riendas de la situación y hacerse cargo de la refacción de la fachada.


Aún queda muchísimo por hacer:
- Concientizar a la ciudadanía del valor histórico que tiene ésta y otras arquitecturas históricas.
- Que Municipalidad de Santiago también sea capaz de hacerse cargo de las condiciones que se encuentra la Iglesia de San Francisco por dentro.
- Tomar cariño a nuestra historia y patrimonio.

Estos lugares son recorridos predilectos de Turistas. Y, si para la Municipalidad eso es imprescindible a nivel monetario, debería entonces invertir en nuestro historia tangible.

Espero de corazón que la ciudadanía sea más educada, se involucre y cuide nuestros tesoros arquitectónicos. Éste patrimonio pertenece a todos los chilenos.

¿Qué te parece la nueva fachada de la Iglesia de San Francisco?

Estela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada