lunes, 3 de febrero de 2014

Juan y Medio

Hace unas semanas fuimos a almorzar al restaurante Juan y Medio en familia.
Dicen que Juan y Medio era muy alto, tenía gran personalidad y un muy buen apetito.

* Fotografía la buena vida.cl
En los años ´40 era muy famoso en su barrio, medía 1.94 metros y pesaba 135 kilos. Ana, su esposa lo regaloneaba con grandes y deliciosas porciones de comida porque era un experta cocinera.

En 1947 Ana decide abrir un restaurante y decidió ponerle por nombre Juan y Medio, tal como el apodo que le dieron a su marido.


Justo en esa fecha pavimentaron la 5 Sur y la Dirección de Vialidad abrieron un camino provisorio por Rosario, precisamente por donde vivía éste matrimonio.




Desde ese momento sacaron partido a su buena racha, vendían desayunos a los viajeros, choferes y camioneros. Abundantes pailas de huevo, tocino, pan amasado y leche fresca. Al almuerzo servían contundentes pasteles de choclo en verano y porotos con riendas en invierno.

Luego ya era tan cnocido el lugar que los viajeros igual se desviaban por Rosario para ir a Juan y Medio.
Fue el momento de comprar un paño a orilla de calle, en el km 109, allí crearon su ambiente campestre, con sillas, mesas, estacionamientos y el menú con la especialidad de la temporada.




Ese día probamos lo siguiente (en orden de las fotografías que hice cuando almorzamos).
* Picoteo de arrollado, aceitunas y queso.
* Lomo a lo pobre
* Cazuela de vacuno
* Ensalada surtida
* Costillar de cerdo con puré picante.

Como pueden ver, las porciones son realmente grandes y lo mejor es que aún podemos disfrutar los platos de antaño con sabor a campo en Rosario, y también sus locales de Santiago ubicado en barrio Brasil y en Vitacura.

Pueden visitar la pagina www.juanymedio.cl


Estela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada