domingo, 19 de enero de 2014

Leche de Burra

La leche de burra ha estado integrada en la dieta del ser humano desde los comienzos de la civilización, puesto que se ha comprobado los excelentes beneficios para la salud.

Los griegos utilizaban la leche de burra para baños, mejorar la piel, así como remedio contra los envenenamientos, reforzamiento del sistema inmunológico, ayudaba en contra de los dolores articulares y también muy beneficioso para cicatrizar heridas de guerra.


De niña recuerdo que un caballero caminaba muy temprano por la mañana, con su burra y vendía un vasito de leche. Mi abuelo siempre nos compraba y la bebíamos al pie de la burra. Él nos aseguraba que mi hermana y yo estaríamos más fuertes y podríamos soportar estoicas las enfermedades invernales. Y tenía toda la razón, mientras bebíamos la leche nunca nos enfermamos.

Las propiedades de ésta leche concentra altas dosis de Inmunoglobulina y Lizozina, proteínas que sólo se encuentran en la leche materna.

Contiene dosis bajísimas de grasa por lo que su consumo es muy recomendable en niños, ancianos y personas que han sido sometidas a cirugías.

Averiguando, encontré una entrevista a una nutricionista llamada Angélica Vergara y que dice "El consumo de un vaso de 200 cc al día es un fuerte golpe vitamínico para nuestro organismo, sobre todo en personas que sufren problemas estomacales y de fatiga, además de reducir los niveles de colesterol malo en nuestra sangre".

Por lo que me vuelve a asegurar que mi tata siempre fue un hombre de tremenda sabiduría, y siempre quiso entregarnos lo mejor. Por eso siempre le compraba leche del burra al caballero, para que nos mantuviéramos sanas.

¿Conocías los beneficios de la leche de Burra?


Estela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada