jueves, 16 de enero de 2014

Foto de Primera Comunión

Siempre he amado ésta fotografía, y de niña me gustaba que mis abuelitos me contaran como había sido el día en que mi madrecita hizo la primera comunión.

Mi abuelita me conversa como si estuviera viviendo ese momento. En esa época era tradición comprar un vestido muy lindo, prepararla y fotografiarlas. A mi mamá  la llevaron con 7 años, luego de hacer su primera comunión a un estudio fotográfico de la época, en donde había peluquería.
Le hicieron rulos con unas tenazas calientes, (porque mi mamá tenía el pelo muy fino y costaba peinarla y que se fijara el peinado), le decoraban el cabello, la vestían, le arreglaban el velo bordado y la sentaban en un banco especial para que el vestido pudiera caer con todo el contorno.

Me dice que el vestido tenía falso, broderie, y muselina, que estaba confeccionado a mano, y bordado, con encaje en los bordes.

Está enmarcado en un cuadro grande, a veces quisiera sacar la fotografía pero me da susto que se rompa. Le saque una foto directamente con mi cámara al cuadro pero no le hace justicia a los detalles, flores, velo, etc.

Mis abuelitos le hicieron fotos a todos mis tíos, pero se deleitaron y esmeraron con mi mamá porque era la única niña, quisieron inmortalizarla en una foto como un ángel.

Por otro lado los padres de mi marido, -a quienes quiero como propios- me dieron copia también de sus fotografías de la época. Eran muy lindas y encantadoras, un hermoso e imborrable recuerdo plasmado en una fotografía. Una tradición que se extinguió cuando la Iglesia Católica consideró que era muy alto el gasto monetario en acicalar tan lindos a los niños para ésta fecha tan importante.

En ésta bella foto se encuentra la mamá y papá de mi Dani.




Amo éste tipo de fotografía. En mi caso, veo a mi madrecita nítida como niña, veo reflejada a mi hermana y a mi en nuestra niñez. Disfruto de ver a mis suegros, (que como dije anterior, los siento como padres) porque al verlos a ellos, también veo a mis hijitos. Son recuerdos familiares de una época hermosa, y por eso quise compartirla en mi bitácora... para que no se quede en el olvido.

Estela

5 comentarios:

  1. ES UN BELLO RECUERDO DE ESE DIA, NO SE BORRA JAMAS DE NUESTROS CORAZONES. ES UNA LASTIMA QUE LA EXIGENCIA DE LA IGLESIA HAYA SIDO TAN DRASTICA EN ALGUNOS CASOS, YA QUE A VECES EL GASTO NO ERA TAL. EN MI CASO EL VESTIDO QUE TENGO FUE PRESTADO Y ME SENTI IGUAL BIEN.

    ResponderEliminar
  2. las flores de mi foto son naturales y pude ver a mi madre preocupada muchos días de su jardín, para asegurar que las azucenas estarían perfectas para ese día. Dios mediante, así fue y pudo cortar dos azucenas frescas el mismo día de Mi Primera COMUNIÓN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que hermosa historia, una muestra de esfuerzo, amor y preocupación, que gracias a Dios también se pudo lograr.

      Eliminar
    2. estoy segura que sólo con su ayuda se pudo lograr, ya que las matitas que tenia mamá eran sólo algunas

      Eliminar