sábado, 25 de enero de 2014

Chemamüll

El pueblo mapuche poseía estatuas muy altas, aproximadamente más de 2 metros de estatura y presentan los rasgos del cuerpo y cabeza de hombres y de mujeres, su nombre: Chemamüll





Éstas fueron creadas previa a la llegada de los españoles y los talladores indígenas utilizaban hachas y rocas, siendo éste un trabajo duro porque se realizaba con troncos completos de Roble Pellín y Laurel.
Mi hermana eli viajó a Contulmo y me envío una fotografía hermosa en donde se divisaban los Chemamüll en la carretera.

Éste Totem se dejaba junto al difunto mientras duraba el velorio. Al finalizar la ceremonia el Chemamüll se erigía junto la tumba para indicar donde descansaba el cuerpo y garantizar que el espíritu del difunto, después de rondar a los vivos como anima, realice su viaje al otro mundo, uniéndose así a los espíritus de los antepasados que custodian a sus parientes en vida.

Los Chemamüll tenían la misión de resguardar el alma del difunto mientras la familia sufría su pérdida. Cuándo la familia ya estaba resignada y se va el dolor de la muerte del ser amado, al fin el alma que estaba anidada en el Chemamüll puede viajar hacia la otra vida. Si los deudos no seguían éstos ritos, era muy probable que su pillú (ánima del muerto que se resiste a dejar su cuerpo) lo capturara algún brujo (Calcu) y lo convirtiera en un espíritu maligno.

Se dice que éstas esculturas abundaban en la Araucanía, pero posterior a la llegada de los españoles fueron quemadas

Y bueno, les cuento que parte de lo que he escrito en ésta entrada me he basado en la fuente de www.precolombino.cl

¿Has visto en vivo y directo algún Chemamüll?


Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada