sábado, 2 de noviembre de 2013

Los Chileneros

"Los Chileneros" Son la esencia misma de la cueca brava y arrabalera.
Se formó en los años '60 por Hernán Nuñez (Nano), Luis Araneda (Baucha) y Raúl Lizama (Perico).

Músicos aguerridos, que avivan la cueca en casas de remolienda, mataderos, La Vega y estaciones de trenes.

Se les conoce como los padres de la cueca brava, puesto que ellos plasmaron en cada creación, sus propios testimonios de vida en sus largos trasnoches. En fiestas a puertas cerradas, en la rueda y también en casas de canto.

La cueca nace allí, en la ciudad, en las fiestas con mujeres alegres y desenfadadas que gozaban con sus ritmos, con el goce y desparpajo de una vida bohemia, alegre y fiestera.

Los chileneros eran cantores de primera. Pandero, tañador, vihuela y piano alegraban las cuecas, cada cual hacía lo suyo.

En la vida diaria de éstos músicos cada uno poseía su oficio: El Baucha era Matarife; el Nano comerciante, lustrador de botas y boxeador; el Perico trabajaba en la feria. El Baucha y el Nano eran amigos y conocieron al Perico donde la Carlina.

A éste grupo se integró el Mesías y el Pollito.

A continuación cito músicapopular.cl :

"Hernán Raúl Nuñez Oyarce (1914-2005)

 El Nano, conoció la cueca en 1918, en el sector aledaño a la Estación Central, barrio atestado de conventillos, donde la cueca formaba parte de la vida diaria. Entre 1924 y 1930, Nuñez señalaba haber conocido la "cueca brava y la rotada que no aguantaba pelos en el lomo". De oficios variados, instrucción callejera y la aspiración de ser un buen cantor de cuecas, Nuñez terminó siendo uno de los creadores más apreciados por sus letras y melodías, así como el difusor de un discurso que reveló el verso "guapo, cantor habilidoso" a la altura de un ideal de hombre quien tenía en la cueca el arte donde desarrollar su creatividad.


Luis Hernán Araneda Oyarzún

 (N.1927) fue apodado el Baucha. Desde su infancia circuló también por el sector de la Estación Central, donde su padre tenía carretones para fletes. Era requerido para animar la venta de sandías que llegaban en camiones desde las afueras de Santiago. Con su oferta de "sandías con canto" estableció su precoz cualidad vocal. Por muchos años cantó en el restaurant "El chancho con chaleco" de Maipú, pero en su dilatada carrera recorrió desde conspicuos lugares como el Palacio Cousiño a una infinidad de fondas y canchas cuequeras de Santiago y Valparaíso. En paralelo, trabajó por décadas como matarife en el Matadero Blanqueado, de Quinta Normal.

Raúl René Lizama Quintero (1933-2001) 

Conocido como "El Perico", fue otra de las voces características de la cueca chilenera. Pianista y guitarrista, tenía gran habilidad para ejecutar otros instrumentos. Criado en el barrio proletario cercano a la Plaza Yungay, cuándo tenía cerca de 15 años vivía en calle Bulnes, según recuerda un cantor porteño que lo conoció en ésos años, y ya en aquellos tiempos se encontraba fuertemente ligado a la vida musical desarrollada en los burdeles del sector. Eduardo Mesías fue un comercianteque cantaba cuecas junto a Araneda y Nuñez desde antes de grabar el primer disco de "Los Chileneros". No se conocen demasiados detalles de su vida, aunque igualmente quedó inmortalizado como cantor de facultades privilegiadas y como uno de los mejores animadores de cueca.

Carlos Navarro Espinoza (n.1930) Es conocido como El Polloto. Nció en el sector de El Salto, por lo que su vida siempre fue más cercana al barrio de la Vega central, en Recoleta. Aprendió a tocar acordeón de botones cuándo aún no cumplía los 15 años, gracias a su padre, quien junto con sus labores de tornero se dedicaba a afinar y arreglar éstos instrumentos. Debido a su situación económica y en vistas de los ingresos que podía ir recibiendo como músico y cantor, Navarro abandonó el colegio para trabajar en fondas, fiestas, quintas de recreo, y en burdeles. Participó en programas radiales e incluso llegó a grabar para Odeón a principios de la década de 1950 con "Los Trovadores del Maule", junto a su hermanos y uno de los integrantes del Dúo Labrín-Romero. Si bien desde sus inicios interpretó buena parte del cancionero popular, valses, boleros, tangos, corridos y tonadas, fue por la cueca que llegó a ser mayormente conocido"

Es realmente fabulosa su música, las letras de sus canciones y la fuerza que quedó plasmada en sus discos para que cada chileno pueda disfrutar y conocer más sobre nuestra esencia.

Les dejo un vídeo para que lo disfruten:




Estela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada