domingo, 1 de septiembre de 2013

Malta con leche condensada

No se si será mi caso, pero recuerdo perfecto que de niña se preparaban muchos tragos que ahora no se beben mucho.


































A continuación más..
Cómo comenté anteriormente el vino navegado me recuerda mi niñez, éste brebaje también, y debo decir que hay varios más en la lista:

Cola de mono, Ponche de palos de membrillo, Enguindado, Chupilca (ésta última no la tomaba por si acaso pero sí recuerdo a mis tíos abuelos tomarla los días domingo)..

Todos preparados por la bendita y adorable mano de mi abuelita, y que sólo a ella le quedan tan fabulosos. No quiero perder registro de éstos sabores por eso están incluídos en mi bitácora.

Ésta vez es el turno de malta con leche condensada.
En una licuadora se vierte una botella individual o una lata de la clásica malta morenita bien frío y se agrega medio vaso chico de leche condensada.

Ojo, ésa es mi proporción, obvio hay quienes gustan de disfrutarla más dulce, se agrega más leche condensada.

A disfrutar!!






































































Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada