lunes, 23 de septiembre de 2013

Desierto Florido

Conocí el desierto florido a los 9 años. Fuimos mi hermana y yo junto a mi papá. Es impresionante siendo niña disfrutar aquella majestuosidad. Volví de nuevo en el 2002 pero no vi la misma cantidad de flores puesto que ya había pasado la fecha de su esplendor.

Mi bella amiga Carolina accedió a compartir la experiencia que la maravilló en Octubre de 2011.

Al ver sus fotografías me recuerdan perfecto mi niñez  fotografiandome junto a mi hermana frente a éste prodigio.

Fue una época hermosa, precisa para poder disfrutar el mágico manto de flores.
Y bueno, aquí les dejo las palabras de mi amiga Carolina:

"Desierto Florido: Un milagro de la naturaleza"

"Soy una amante y admiradora de la naturaleza, trato de al menos 2 veces al año ir a un lugar de Chile no conocido y uno de los tantos lugares que nos faltaba conocer con mi novio era el esperado Desierto Florido"…

“El desierto florido es un fenómeno que se produce en el desierto de Atacama (Chile), el más árido del planeta. Consiste en la aparición de una gran diversidad de flores entre los meses de septiembre y noviembre en aquellos años en que las precipitaciones son inusuales (sobre el rango normal para el desierto).

El fenómeno ocurre cuando las lluvias hacen que gran cantidad de semillas y bulbos que se encontraban en estado de latencia germinen al llegar la primavera, además de la proliferación de aves, insecto y especies de lagartos pequeños.

El evento se relaciona con El Niño, fenómeno meteorológico que implica un sobrecalentamiento de las corrientes marinas del litoral del país, lo que genera un aumento en las precipitaciones.

Las flores constituyen más de 200 especies, la gran mayoría de carácter endémico. Predominan especies diferentes si se trata de una zona costera o interior, y florecen de manera no simultánea durante el periodo indicado.

Durante los últimos años, debido a diversos factores, como la presencia de gran número de turistas, el comercio ilegal de estas especies y el desarrollo de carreras automovilísticas en el desierto, algunas organizaciones ecologistas han denunciado la destrucción progresiva de este patrimonio a causa de estas actividades que limitan el potencial de regeneración de las especies existentes.
 Frente a esto, el Gobierno de Chile ha establecido una serie de prohibiciones y fiscalizaciones, además de campañas de información a la población y especialmente a los turistas, para limitar el daño producido”.

"En Octubre 2011 tuvimos la bendición de ir a conocerlo, debido a las lluvias que hubo durante este año, eran perfectas para que las semillas logren mostrar su vida en este desierto de tierras chilenas, es un verdadero regalo de la naturaleza.


Nos organizamos y de Santiago comenzamos la aventura hacia la región de Atacama, nuestra primera parada fue en La Serena, ya que el objetivo era ir a campar en pleno desierto florido, por lo tanto debíamos realizar las últimas compras. Salimos a primera hora para dirigirnos a Vallenar y luego a Huasco ¡¡para ver tan esperada hermosura!!

Fueron 4 días en pleno desierto florido, recordarlos me llenan de una inmensa alegría y nostalgia a la vez.

Como olvidar ver cada una de ellas en su máxima expresión, añañucas rojas, añañucas amarillas, la fantástica e imponente garra de león, el color lila de las malvillas, los cactus con flores, las orejitas de zorro, las celestinas tan delicadas y de suave color y como me voy a olvidar de las patas de guanaco, con ese color morado intenso tan brillantes y radiantes.

Cuatro días y tres noches acampando en pleno desierto florido, disfrutando de los milagros de la naturaleza, de la tranquilidad que ahí se sentía y vivía, de los variados colores entregados por cada flor, de la delicadez de cada flor, una energía inexplicable que se sentía en cada lugar del desierto, realmente fue un viaje inolvidable y muy renovador.


Simplemente maravilloso, un espectáculo sin precedente, mi país es lo más bello de este mundo.
Espero Dios me regale nuevamente la posibilidad de poder disfrutarlo y admirarlo".
Agradezco de corazón a Carolina por sus palabras, por sus extraordinarias fotografías que son de sueño y por valorar éste maravilloso espectáculo que sólo se da en el desierto de Atacama, en nuestro norte chileno.

Los nombres de cada flor son: 1.- Pata de guanaco, 2.-Añañuca roja, 3.- Añañuca amarilla, 4.- Celestina, 5.-Garra de León, 6.- Malvilla, 7.- Orejita de zorro.

De muchos países llegan diversos investigadores botánicos, pintores, paisajistas, fotógrafos, ecologistas y turistas en general. 

Todos quienes visiten el desierto florido deben prometer no cortar ninguna flor para poder así, resguardar  las futuras floraciones.

Estela

4 comentarios:

  1. ES UNA EXPERIENCIA MARAVILLOSA QUE NUNCA OLVIDARE. TE ACUERDAS CUANDO FUIMOS JUNTAS?

    ResponderEliminar
  2. Maravillada del amor de Dios puesto en la creación ..quien diga q no hay Dios es un un nesio sin justificación...
    Crecí entre añañucas el el elqui...
    Hoy a llegado al Elqui gente rara amante de los ete y la New era...cuanto yo viví allá aún no se masificaba la necedad.
    Yo jugaba con los cuarzos en la parcela ...hoy los venden q para energías ...puro comercio.
    Flores aromas naturaleza ...creación solo hay q agradecer poder tener 5 sentidos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Elizabeth, cada detalles, flores, aromas y colores son un reflejo del amor de Dios en la creación!

      Abrazos :D

      Eliminar