sábado, 31 de agosto de 2013

Vino Navegado

Creo que es un bebestible fantástico en los días fríos, o cuando se está en familia, en el jardín en pleno otoño-invierno

Según yo, el vino navegado levanta el ánimo, y quita los síntomas de resfrío, además de eliminar por completo el frío.
De niña recuerdo con dulzura el momento en que mi abuelita y mamá preparaban éste maravilloso brebaje, y siento en el aire ese olor y la mezcla de sus especias.... nos daban a beber a mi hermana y a mi: una porque se supone que con la cocción mucho alcohol se esfuma, y por otro lado, porque también lo diluían con un poco de agua.


Dicen que se llama navegado, por la forma en que flota o navega la canela y naranja... también porque  navegantes marinos llevaban consigo vino y con las altas temperaturas se calentaba y ellos lo endulzaban con azúcar...

Y como sea, éste bebestible es uno de mis favoritos y aquí dejo mi receta:

1 Botella de vino tinto
3 naranjas cortadas en rodajas finas
2 palos grandes de canela
7 clavos de olor
2 tazas de azúcar

Preparación:
En una olla grande se pone a hervir a fuego suave el vino, la canela, clavos de olor y azúcar, revolviendo constantemente. Una vez hervido se ponen las rodajas de naranja (ojalá naranjas de mesa, thomson, sin pepas) y dejar un par de minutos más para que se impregne de naranja también.

Servir caliente en tazones o tacitas de ponche.



Estela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada